lunes, 24 de febrero de 2014

Para agilizar el tráfico en Puebla

Las calles del centro de  Puebla son estrechas. Caben tres carriles apretados.  Un carril se usa, generalmente, para estacionar. Todo el tráfico debe circular por dos carriles. Si un camión se detiene  o si alguien se estaciona en doble fila, el tráfico se reduce a un carril y se producen atascos inmediatamente.

EL PROBLEMA
En calles como la Reforma, la 3 sur, la 4 norte y otras muchas, los automovilistas frecuentemente se estacionan en doble fila.  Muchas calles de Puebla funcionan permanentemente con un solo carril. Quienes vienen detrás de alguien que se estaciona en doble fila, deben cambiarse de carril a pesar de la resistencia de los otros automovilistas. Esto crea un ambiente hostil y animadversión entre los conductores.

SOLUCIONES QUE NO FUNCIONAN
Que los policías de tránsito a pie o en motocicleta recorran las calles conflictivas e impidan estacionarse en doble fila. No funciona porque en cuanto el infractor ve que que está el policía, sube a su coche y arranca o promete que sólo será un minuto. Si el dueño del auto no aparece, el agente tiene la opción de llamar a la grúa, o de sonar su sirena con la esperanza de llamar la atención del infractor. En cualquiera de los casos, el chófer del auto podrá irse impunemente después de pedir perdón al policía.

Tampoco funciona poner a un agente a pie encargado de dos o tres tramos de una calle. Cuando al agente llegue a retirar un auto mal estacionado, éste ya habrá terminado o el chófer le pedirá que le permita un minuto más.

No funcionan estas medidas porque los infractores no pierden: si no aparece un agente, el infractor arregla su asunto y se va. Si aparece, también se va. Si algo queda pendiente, regresa al rato o se mete a un estacionamiento que es lo que debió hacer desde el principio. Los conductores optan por arriesgarse sabiendo que no tienen nada que perder. Las circunstancias están arregladas para favorecer al infractor.

POSIBLE SOLUCIÓN QUE PUEDE PONERSE A PRUEBA
Las "fotoinfracciones" para quienes exceden los límites de velocidad en ciertas avenidas de Puebla, están funcionando. En la Recta a Cholula, por ejemplo, la velocidad promedio ha disminuido. Muchos conductores han recibido por correo su orden de pago junto con la evidencia contundente de la falta que la motivó. Funcionan  porque el proceso es automatizado. Los conductores han aprendido que hay  una probabilidad alta ser multados y optan por no correr el riesgo. Las circunstancias están arregladas para sancionar al infractor.

Algo semejante puede hacerse con los automovilistas mal estacionados que atoran el tráfico. Para tomar la foto, los agentes de tránsito a cargo pueden portar una cámara y retratar a los vehículos infractores. En la foto aparecerá la placa, el lugar, la fecha y la hora. El agente no tiene que esperar al conductor ni discutir con él. Toma la foto y sigue su camino. Las fotografías se usarían para enviar notificaciones a los domicilios.

El principal requisito para que este sistema funcione es que los posibles infractores no puedan adivinar si el agente fotógrafo está en funciones por ahí cerca.

Sin duda, después de que se emitan las primeras infracciones y se corra la voz, el tráfico en el centro de Puebla se agilizará.
-----------
Las siguientes fotografías ilustran la viabilidad de la solución propuesta. Todas las fotografías se tomaron alrededor del Paseo Bravo en menos de 20 minutos. 24 de Febrero 2014.


 Auto y camión parados en Avenida Reforma. Encienden sus luces intermitentes como para disculparse.


Varios autos en doble fila. Sólo queda un carril para circular. 13 Norte.

En Avenida Reforma

El chófer y su ayudante se bajaron a comer una garnacha




1 comentario:

  1. Funcionaría muy bien si hubiera una buena coordinación con los diferentes Estados. En las fotos que muestras, 3 de las 4 placas parecen ser de fuera... al menos los locales tendrían que "portarse bien"

    ResponderEliminar