miércoles, 29 de junio de 2011

Fotografías en 3D

El renacimiento de las imágenes en 3D traído por los fabricantes de TV y películas como Avatar y Alicia en el país de las maravillas me despertó una vieja afición por este tipo de imágenes llamadas 'Anaglifos'. Hace años, por ahí por los 50s vendían estampitas que con los lentes rojo y azul (cian) se veían con volumen; unos personajes delante de otros. Me intrigaba cómo surgía la ilusión.
Cuando se publicaron las fotos 3D tomadas por los exploradores de Marte me sentí frustrado por la falta de lentes, que todavía no sé dónde conseguir. Recientemente intenté construir unos, pero no encontré celofán del color exacto necesario y no se podían apreciar mis primeros intentos de hacer fotografías en 3D
Gracias a que ahora tengo un par que encontré con una película de mis nietos he podido experimentar la creación de fotos y videos en 3D.
No explicaré aquí cómo hacerlas: hay muchas páginas en internet que explican detalladamente la técnica de elaboración de anaglifos. Sólo diré que no se requiere photoshop ni comprar algún editor de fotografías. Yo hice mis primeros anaglifos con Picasa, que es gratis. Hay varios programas especiales para hacer anaglifos que se pueden bajar sin costos. El mejor, he probado tres, es Callipygian3D (cuyo significado, de origen griego, es una agradable sorpresa)
No tengo cámara especial, pero he resuelto el problema de varias maneras. Aquí muestro el adaptador que construí para tomar dos fotos de un objeto del mismo modo que las vemos con los dos ojos. Primero se toma la vista del ojo izquierdo, se corre la cámara a la derecha y se toma la vista del ojo derecho. Luego con Picasa o Callipygian se funden las dos vistas para crear la ilusión de 3D.

La cámara corre libremente sobre una charola fija al tripie.

Aquí pongo algunas de mis creaciones. Consiga unos lentes Rojo-Cian, róbeselos a algún niño como hice yo, y espero que disfrute estas fotografías y dibujos.

 Patio de la casa

Jardín, el tronco en primer plano parece sobresalir de la pantalla

Rincón del jardín. La hoja central es notable.


Imagen creada con Power point 

Otra imagen creada con PP. Un embudo que parece atravesar la pantalla.

Fotografíar en 3D a personas y animales con una cámara convencional es un problema porque es casi imposible que no se muevan mientras uno corre la cámara de izquierda a derecha. Sin embargo si el movimiento no es brusco, se puede resolver el problema filmando video durante un segundo mientras la cámara se corre de izquierda a derecha. Luego, con el editor de video se selecciona un par de frames adecuado para fundir la imagen. Siguen algunos ejemplos realizados a mano alzada con cámara de video.
Úrsula vigilando a un gato 

 Auto retrato en 3D

 Interior de la casa

Jardín 

Jardín. Las flores blancas y las rojas salen de la pantalla.


domingo, 26 de junio de 2011

Una boleada

Ayer, Sábado, fui al centro. Aproveché para darme una boleada. Algo tienen los boleros del centro que dejan los zapatos lustrosos y brillantes lo cual es inesperado con estas botas que tienen más de siete años conmigo.
Ya cuando estaba terminando le dije al bolero "Como nuevos".  Contestó rapidísimo "Óigame, pa que se vaya usté a visitar a su novia".
¿Por qué dice 'óigame' y no 'oiga' o 'mire'; por qué dice 'se vaya usted' en lugar de 'vaya usted'?
¿Cuál es la diferencia sutilísima entre oiga y óigame; entre 'vaya usted' y 'se vaya usted'? Todos entendemos que no es lo mismo, pero dónde está la diferencia.
Recuerdo el anuncio del melate en que la señora amenaza a su escéptica familia con que si se saca el premio 'me les voy' que suena mucho más amenazante, y simpático, que el simple 'me voy'.
¿Cómo explicarle esas diferencias a un extranjero que esté aprendiendo español mexicano?
Pero, gramática aparte ¿quién recuerda haberse (o haber) boleado los zapatos para ir a ver a la novia? ¿Hace cuánto que no se usa eso de arreglarse de manera especial para ir a casa de la novia? ¿Alguna muchacha terminó con su novio por llegar con los zapatos sucios? ¿Hay alguna relación entre el lustre de los zapatos y la conquista de las hembras?
-Listo, joven; son doce pesos.
¿Listo? ¿joven?

sábado, 18 de junio de 2011

Barbarie a la vuelta de la esquina 04

Nuevo informe de la vida de los pueblos bárbaros que viven en la América septentrional. Saben usar automóviles y con eso aparentan cierto grado de avance tecnológico, pero sus costumbre aldeana de tirar los deshechos en cualquier lado no ha cambiado.
Estas llantas llevan meses en la calle. Al principio sólo era una que nadie recogió. Con el tiempo se han sumado otras. Cuando por fin venga un empleado público a llevarselas, alguien habrá encontrado una buena manera de deshacerse de las llantas viejas: tirarlas en la calle hasta que alguien las recoja.

jueves, 16 de junio de 2011

Las edades

Cuando yo era niño me decían Guillermo. Cuando era adolescente me decían un ápodo que parecía definitivo. Cuando era joven y adulto me decían Memo y mucha gente así me sigue diciendo. Pero ahora son cada vez más las personas que me dicen Memito. Indudablemente estoy entrando a nueva edad. Empiezo a ser inofensivo.

sábado, 11 de junio de 2011

Un jubilable

Hace pocos días leí que en USA los viejos son muy buscados para quitarles su dinero. Un pariente o una institución financiera se ofrece a ayudarles a manejar su pensión o su herencia y acaba birlándola. Me preguntaba yo si en México sucedía lo mismo. Creo que sí.

Un día llegó a mi oficina de la universidad un hombre y me ofreció ayuda para sacar mi crédito de infonavit, comprar un departamento y venderlo inmediatamente; como resultado, el dinero de mi crédito quedaría en mi cuenta de banco, después de descontar su comisión de 5%. Le pregunté con quién había trabajado y mencionó un par de nombres bastante conocidos en Puebla. Lo interesante es que sabía mi nombre, mi edad y el monto de mi crédito infonavit. Dijo que antes había trabajado en una afore y que había tenido acceso a las bases de datos; que de esa manera había seleccionado a quienes estando ya próximos a jubilarse no habían usado su crédito. Me preguntó dónde encontraba a otros jubilables de la universidad que mencionó por su nombre. No hice el negocio.

Hoy, Sábado 11 de Junio, me llamó por teléfono alguien de la 'concentradora de pensiones de bancomer' (sic). Me pidió una cita para explicarme las ventajas de que  la concentradora maneje mi pensión. Una de tales ventajas es que con una tarjeta yo podría sacar dinero de cualquier cajero automático; sin comisión por ser cliente bancomer. También sabía mi edad y cuál es mi afore actual. No le di cita y lo noté enojado.

Hace más o menos siete años que me preocupa que la pensión del imss no me alcanzará, que en la próxima oleada de guillotinas me van a echar volis nolis, que se va a perder mi crédito de infonavit porque no puedo tramitarlo. Ahora tendré que añadir a mi lista de temores el caer en las manos de algún embaucador personal o bancario dispuesto a ayudarme.

sábado, 4 de junio de 2011

Reporte de E-lectura

Mark Twain comentó en cierta historia acerca del montón de libros en el buró junto a la cama "como tienen por costumbre los solteros".
Un E-reader es del tamaño de un libro pequeño pero puede contener libros en archivo electrónico como para entretener durante semanas al soltero más insomne. Desde hace unos meses, yo tengo un SONY del modelo más sencillo (quiero decir, más barato).

Lo más  novedoso es la pantalla de "papel electrónico". No se ilumina como las pantallas de computadoras o teléfonos. Para leer se requiere buena luz, como cualquier libro de papel. Uno tiene que acostumbrarse a la lentitud del "papel electrónico" que no responde inmediatamente y puede tardar un par de segundos, una eternidad, en cambiar de página. A cambio de esta lentitud, la pila puede durarle  más de un mes.

Mi e-reader no está bien diseñado; tiene un total de 19 botones y no es fácil navegar; no es intuitivo y no siempre se sabe cómo llegar a donde uno quiere leer.


Al principio me decepcionó un poco porque parecía que si quería aprovechar su potencial tendría que comprar  e-books, novelitas, recetarios, manuales de autoayuda, y cosas así de dudoso interés; a precios entre cinco y diez dólares. Lo utilizaba para leer algunos artículos que bajaba de internet pero debía cambiarles el formato para guardarlos en el e-reader. No tenía mucho caso tener el e-reader si yo tenía que preparar mis propios documentos para leerlos luego. En teoría se puede leer archivos pdf, pero si el documento no está pensado para leerse en la pequeña pantalla del e-reader, no vale la pena. Mi montón de libros en el buró no disminuía.

Hasta que descubrí un software estupendo, gratuito, que se llama 'Calibre'; hecho especialmente para manejar bibliotecas en la computadora y en el e-reader. Calibre puede acceder a más de 800 revistas, periódicos, y fuentes de noticias y ponerlas en el e-reader con índices y links que facilitan la navegación. Una vez a la semana yo descargo El país semanal, Newsweek, National Geographic, New Scientist y alguna otra publicación que se me antoja en ese momento.

El e-reader se convirtió así en una fuente innagotable de lecturas interesantes. El montón de libros desapareció.