domingo, 26 de junio de 2011

Una boleada

Ayer, Sábado, fui al centro. Aproveché para darme una boleada. Algo tienen los boleros del centro que dejan los zapatos lustrosos y brillantes lo cual es inesperado con estas botas que tienen más de siete años conmigo.
Ya cuando estaba terminando le dije al bolero "Como nuevos".  Contestó rapidísimo "Óigame, pa que se vaya usté a visitar a su novia".
¿Por qué dice 'óigame' y no 'oiga' o 'mire'; por qué dice 'se vaya usted' en lugar de 'vaya usted'?
¿Cuál es la diferencia sutilísima entre oiga y óigame; entre 'vaya usted' y 'se vaya usted'? Todos entendemos que no es lo mismo, pero dónde está la diferencia.
Recuerdo el anuncio del melate en que la señora amenaza a su escéptica familia con que si se saca el premio 'me les voy' que suena mucho más amenazante, y simpático, que el simple 'me voy'.
¿Cómo explicarle esas diferencias a un extranjero que esté aprendiendo español mexicano?
Pero, gramática aparte ¿quién recuerda haberse (o haber) boleado los zapatos para ir a ver a la novia? ¿Hace cuánto que no se usa eso de arreglarse de manera especial para ir a casa de la novia? ¿Alguna muchacha terminó con su novio por llegar con los zapatos sucios? ¿Hay alguna relación entre el lustre de los zapatos y la conquista de las hembras?
-Listo, joven; son doce pesos.
¿Listo? ¿joven?

No hay comentarios:

Publicar un comentario