viernes, 16 de diciembre de 2011

En qué creen los que no creen

Esta entrada complementa la anterior (En qué creen los creyentes) y es parte del inicio de un ¿diálogo, discusión, confrontación? entre creyentes y no creyentes. La idea no es convencer a nadie sino aclarar cuáles son las consecuencias vitales, sociales, actitudinales, ciudadanas, que propician o estorban las creencias religiosas y las no religiosas.
De entrada parece un poco tramposo preguntar 'en qué creen los que no creen' porque hace aparentar que la esencia de las diferencias entre unos y otros son simplemente las creencias favoritas. Pero, para nivelar las cancha, podemos iniciar la exposición utilizando el mismo lenguaje para todos.
 Las creencias de los no creyentes no son una pura negación de las de los creyentes. No basta con poner un 'no' antes de cada creencia religiosa para describir a los no creyentes. En las líneas que siguen trataré de poner en positivo las creencias de los que no creen. También, es posible que sea difícil meter a todos los no creyentes en el mismo cajón; sin duda hay diferencias entre las diversas posturas. Trataré de poner un común denominador.

¿En qué creen los que no creen?

  • Creen que el pensamiento religioso es fantasía
  • Creen que la moral y la ética son convencionales
  • Creen que se puede tener una vida buena
  • Creen que la vida se acaba con la muerte
  • Creen que el hombre es, igual que los animales, un producto de la evolución
  • Creen que hay maneras de explicar el mundo sin necesidad de recurrir a dioses
  • Creen que se debe cuestionar los dogmas
  • Creen que muchas cosas suceden por mero azar
  • Creen que hay límites de lo que se puede conocer
  • Creen que la fe es enemiga de la razón
  • Creen en los razonamientos sólidos
  • Creen en la evidencia de los sentidos
Quizá eso baste.

2 comentarios:

  1. Creen que se puede vivir una vida plena, espiritual y llena de valores, pero que no hay necesidad de recurrir a un Dios para darle sentido a todo esto. Jesús Vargas.

    ResponderEliminar
  2. Primero, que a la vida y a la realidad poco le interese lo que simple mortales podamos creer.
    Segundo, lo importante a nivel personal, es no haber vivido una vida engañado, con historias coma la de un pueblo como la de los judíos.
    Tercero, no es creer, es una búsqueda de la verdad.

    ResponderEliminar