sábado, 6 de agosto de 2011

¿Todo está en la web?

¿Es verdad que todo lo que alguien necesita saber está en internet? ¿Es correcto que ya no necesitamos leer libros? ¿Internet es la biblioteca universal que hace obsoletas a todas las demás? Podemos decir que sí y quedarnos muy contentos o podemos decir que no y tratar de contestar convincentemente qué es lo que no está en internet.

Parece mentalidad de ingeniero pensar que ‘puedes hacer cualquier cosa si tienes la información adecuada’. En ese caso la solución de cualquier problema se reduce a encontrar la información necesaria y por tanto viva la web donde está toda la información.

Me parece que no todo lo que tenemos que aprender es usar la información correctamente. ¿Qué es eso otro?

Hay algo que aprendemos no a partir de la información sino a partir del convencimiento de que algo es verdadero. Aprendemos a interpretar el mundo. Puedo leer a Freud, creer en sus teorías y interpretar la conducta de los demás de manera psicoanalítica. O leo a Santo Tomás e interpreto el mundo según él. Al interpretar el mundo desde cierta óptica puedo discurrir posibilidades y probar ciertas soluciones. En cierto modo, tengo un modelo del mundo que me sirve para orientarme en él. El modelo psicoanalítico, el modelo conductista, el modelo teológico, el modelo biológico, el modelo ingenieril, el modelo estadístico, el modelo narco, el modelo policiaco, etc. Quizá es necesario tener varios modelos y poder cambiarlos cuando alguno no aplica.
No veo cómo alguien puede hacerse de un modelo útil del mundo a partir de búsquedas en la web. No todo lo que queremos enseñar en la universidad es ‘solución de problemas mediante la aplicación de la información adecuada’. También queremos ofrecer modelos del mundo y convencer a los estudiantes de lo correcto de los mismos para que puedan ‘orientarse’.

Alguien cuyo modelo del mundo se haya construido a partir de hacer búsquedas en la web, podría intentar buscar en google la respuesta a, digamos, sus conflictos matrimoniales o a su timidez con el sexo opuesto. Por qué no habría de encontrarla si todo lo que necesitamos saber está en internet.

No queremos solo formar ingenieros de cualquier cosa: ingenieros sociales, ingenieros educativos, ingenieros ecológicos, ingenieros espirituales, etc. Tampoco es suficiente con querer también crear ‘investigadores’ que producen la información que los ingenieros utilizarán. Esos dos tipos de profesionales están bien pero no son suficientes y quizá no sean necesarios. Necesitamos principalemente personas que puedan interpretar el mundo y puedan encontrar soluciones nuevas, (todos los problemas son nuevos) y que sepan cuándo necesitan buscar qué información. También personas que puedan crear y comunicar nuevos modelos del mundo.

1 comentario:

  1. Mucho me temo que precisamente por el predominio de la web como modo de conocimiento, estemos incubando seres humanos que van sacrificando la formación de estos marcos de reflexión que orientan nuestras acciones. Me temo que acabarán siendo más inmediatistas y hedonistas, menos reflexivos.
    Luis Z.

    ResponderEliminar